account arrowhead-down arrowhead-up mobile-menu search sm-bold-x x-skinny-rounded x-skinny arrowhead-right social-facebook social-googleplus social-instagram social-linkedin social-pinterest social-qzone social-renren social-tencent social-twitter social-vkontakt social-weibo social-youku social-youtube

Una de las claves para obtener buenas fotografías, especialmente en retratos, utilizando el flash de la cámara (o del móvil) es evitar que la luz ilumine directamente al sujeto. La luz del flash es dura e intensa, lo que produce muchas sombras y a la vez zonas con exceso de luz. La solución pasa por suavizar o difuminar la luz del flash, bien rebotando la luz dirigiendo el flash hacia paredes y techos (si el flash está articulado y lo permite) o bien usando algún tipo de difusor.

Por ejemplo, colocando un globo blanco hinchado entre el flash y el sujeto.

El truco los explican en el vídeo los hermanos Koldunov, que utilizan un globo normal y corriente, de color blanco, y consiguen resultados muy buenos. Aquellos que hacen uso de esta técnica aseguran que funciona así de bien en la mayoría de los ocasiones. Por si fuera poco, el método es muy fácil de aplicar (aunque por lo que he podido comprobar los globos blancos son los menos comunes), e igual de efectivo usando la cámara en modo retrato o en modo paisaje. Y no supone ningún esfuerzo llevar un puñado de globos deshinchados en la bolsa de la cámara.

“Dependiendo de cuánto se hinche el globo se obtendrán diferentes resultados”, explican los Koldunov. “Cuanto más hinches el globo y, por tanto, cuanto mayor sea la fuente de luz (que en este caso es el globo), más se suavizarán las sombras.” Incluso es posible jugar con el color del globo para conseguir diferentes resultados, o para equilibrar la luz del flash con la luz ambiente cuando existe algún tipo de fuente de luz artificial, como una lámpara.

Por ejemplo, una luz de flash verde permite equilibrar el color de la luz con la luz que proporcionan las lámparas fluorescentes. Una luz de flash naranja sirve para equilibrar el color de la luz cuando la iluminación artificial depende de lámparas incandescentes, de bombillas convencionales. Para conseguir esto normalmente se emplean geles de corrección del color, pero puedes probar usando globos de colores para difuminar y a la vez corregir la luz del flash.

Últimas entradas de Microsiervos

Los móviles y la redefinición de las reglas sociales
PhotoSpots, un mapa que muestra cuáles son los lugares más fotografiados del mundo
Apps que ayudan con las matemáticas
El fotógrafo que imprimió en 3D su propio teleobjetivo
RescueTime: descubre en qué se te va el tiempo con el ordenador y el móvil

Nacho Palou

Mi afición a la tecnología se convirtió en profesión y ahora escribo sobre ella en Microsiervos.com y en otros blogs y medios.

Comentarios Mostrar comentarios