account arrowhead-down arrowhead-up mobile-menu search sm-bold-x x-skinny-rounded x-skinny arrowhead-right social-facebook social-googleplus social-instagram social-linkedin social-pinterest social-qzone social-renren social-tencent social-twitter social-vkontakt social-weibo social-youku social-youtube

Hasta hace bien poco viajar sin una cámara de fotos al hombro era impensable, ¿verdad? Ya fueran compactas o réflex, no podías coger el tren, el avión o el bus sin ellas. Pero la llegada de los smartphones ha cambiado la situación. ¿Por qué se ha producido este fenómeno? Te lo explicamos en el siguiente post. 

La carrera por los MP

Nada más llegar los móviles a nuestras vidas, comenzó una cruenta batalla por ver cuál era el que poseía más megapíxeles (también conocidos como MP). De hecho, el salto que se ha dado en el sector desde los dispositivos de apenas 2 MP hasta los 19 MP de cámara trasera con los que cuenta hoy el Xperia XZ3, ha hecho que las antiguas cámaras queden relegadas en la mayoría de los viajes.

Incluso aquellos más aficionados a la fotografía ya hacen sus pinitos con las imágenes recogidas a través de smartphone. Esto se debe a la comodidad y versatilidad que brindan estos terminales en comparación con las pesadas y grandes cámaras.

No es una cuestión de números

A pesar de esa guerra de cifras, son muchos los móviles que han probado que se puede ganar (y mucho) en calidad de imagen sin necesidad de aumentar exponencialmente el número de MP. Tecnologías como la estabilización en 5 ejes o el uso predictivo de la lente a través del Motion Eye permiten obtener unas fotografías increíbles sin necesidad de un número de MP desorbitado.

Todo ello ha derivado en un uso intensivo de los móviles a la hora de capturar las mejores imágenes de viajes y vacaciones. Pero si eres de los que todavía se lleva su gran cámara en el equipaje de mano, seguro que no nos equivocamos si decimos que alguna vez la has traicionado sacando tu móvil para una foto rápida. ¡Lo entendemos!

Comentarios Mostrar comentarios