account arrowhead-down arrowhead-up mobile-menu search sm-bold-x x-skinny-rounded x-skinny arrowhead-right social-facebook social-googleplus social-instagram social-linkedin social-pinterest social-qzone social-renren social-tencent social-twitter social-vkontakt social-weibo social-youku social-youtube

Mucha gente utiliza su teléfono móvil como alternativa a los tradicionales escáneres de sobremesa. Aunque la calidad no sea definitivamente la misma, una “foto rápida” disparada con el móvil y enviada por WhatsApp o archivada como JPEG cubre las necesidades prácticas de muchas personas, ya sea para trabajar con esas imágenes o simplemente como archivo: tickets y recibos, páginas de un libro, esquemas… Todo vale mientras pueda leerse.

Pero para usos algo más profesionales y de calidad, Adobe –creadores entre otras cosas del popular formato PDF de intercambio de documentos– ha lanzado recientemente Adobe Scan [gratis para Android], una app específica para realizar estas labores de forma más rápida, limpia y versátil.

Tras descargar Adobe Scan basta situar el smartphone sobre el documento a digitalizar y tomar una foto para que comience el proceso. Lo más conveniente es hacerlo en un sitio bien iluminado; los originales pueden ser páginas sueltas, libros, periódicos, tickets u otro tipo de documentos. Para los menos cuidadosos, Adobe Scan corrige geométricamente la perspectiva de la fotografía, de modo que el resultado sea lo más “plano” posible.

Una vez capturada la imagen se pueden realizar fotos adicionales si el documento consta de varias páginas; la opción Reordenar permite luego recolocarlas visualmente, simplemente arrastrando las miniaturas. Si alguna imagen sólo interesa parcialmente (por ejemplo, una columna de texto de un periódico) se puede Recortar o Girar. Y si lo que se quiere es guardar imágenes, la propia App incluye botones para mejorar el color, convertirla a escala de grises e incluso un modo llamado Pizarra que extrae sólo la información de mayor contraste.

La función final para archivar las imágenes es simplemente Guardar como PDF. Esto genera un archivo de la propia imagen, pero al mismo tiempo realiza de forma automática un OCR o Reconocimiento Óptico de Caracteres sobre el texto. Los resultados varían entre lo bueno y lo espectacular: “bueno” porque cualquier texto con la excepción del “escrito a mano” se reconoce en su mayor parte –aunque puede haber letras erróneas o confundidas– y “espectacular” porque cuando se escanean documentos con tipografías estándar y las imágenes son de calidad produce textos 99% perfectos –con la excepción de algún salto de línea o similar. Un repaso rápido y listo.

Una vez guardado el PDF el usuario puede enviarlo a la nube (bien al Creative Cloud de Adobe o bien a cualquier otra con cualquier app) o compartirlo por correo electrónico o mensajería. Quienes reciban archivos PDF podrán abrirlos bien con la aplicación principal de Adobe (Acrobat Reader, disponible para todas las plataformas incluyendo Android) con una ventaja adicional sobre las fotos JPEG: el PDF se comporta a la vez como imagen y como texto –de modo que se pueden “copiar y pegar” párrafos enteros para usar en editores de texto, apps de mensajería y demás. Sobre los PDF también se pueden añadir anotaciones, comentarios o firmas, como estupendo formato para documentación escrita que es.

Últimas entradas de Microsiervos

El hombre que encuentra colores Pantone en escenas del mundo real
Meteor: la app que mide el rendimiento del móvil y su conexión
Cómo construir un estudio de fotografía sencillo con materiales domésticos
Lucid: para hacer fotos como un artista de la pintura
Hangouts Meet, nuevas posibilidades de videoconferencias para grupos de trabajo

Alvy

Tech contributor

100% geek y aficionado a la ciencia, la tecnología y a escribir.

Comentarios Mostrar comentarios