account arrowhead-down arrowhead-up mobile-menu search sm-bold-x x-skinny-rounded x-skinny arrowhead-right social-facebook social-googleplus social-instagram social-linkedin social-pinterest social-qzone social-renren social-tencent social-twitter social-vkontakt social-weibo social-youku social-youtube

Hace ya unos cuantos años Cesar Kuriyama publicó un curioso vídeo titulado 1 Second Everyday que tuvo cierta repercusión, hasta el punto de que se convirtió en tema para una charla TED: One Second Every Day. Su contenido era tan simple como su propio título indicaba: un montaje con un segundo de grabación de vídeo tomado cada día. Momentos cotidianos que incluyen fragmentos aburridos, expresiones muy humanas, viajes y alguna que otra escena sorprendente o misteriosa. Si se aplica la constancia y se graba todos los días del año algo, eso son 365 segundos: algo más de seis minutos que resumen, en lo que dura un videoclip largo, un año de vida.

Lo interesante es que aunque un segundo parezca muy poco tiempo (que lo es) si se elige bien no hace falta mucho más. Además, encadenar momentos, lugares y personajes de esta forma tiene su encanto. Kuriyama lo define como un compendio de “todos esos pequeños momentos bellos, divertidos o trágicos de la vida”, difíciles de recordar, pero que pueden quedar plasmados en un montaje mucho más eterno. Su primer vídeo lo grabó cuando tenía 30 años, y ha seguido grabando un segundo al día durante cada uno de los últimos seis años. Si sigue grabando toda su vida podrá ver un gran largometraje cuando sea viejito.

De aquel proyecto surgió la app 1 Second Everyday (descargable gratis en Google Play) que básicamente facilita la tarea de grabación y edición, haciendo que mantener y editar los vídeos sea mucho más llevadero.

1 Second Everyday

La app actúa en realidad como una especie de vídeo-diario: guarda los vídeos que se graban y también puede lanzar notificaciones para recordar que hay que grabar algo, como si fuera un asistente fiel. Se pueden editar los vídeos para extraer el “segundo perfecto” de cada uno de ellos –lo cual tiene su arte– y una vez elegidos crear la recopilación o mesh. El tiempo que se necesita para generar el montaje depende lógicamente de la cantidad de vídeos y también de la potencia del terminal, pero con un poco de paciencia se verá al cabo de un rato surgir el montaje perfecto.

Las “reglas del juego” no escritas indican que es mejor ser constante y grabar cualquier cosa cada día, con el móvil a ser posible, aunque hay quien gusta de combinar imágenes captadas por varias cámaras o intercalar clips más bonitos (o de algo más de un segundo, “supersegundos”) para lograr una mejor composición.

Los vídeos ya terminados pueden incluir además la fecha, a modo de referencia, y mantener el audio original –aunque suele ser mejor idea añadirles una canción, a modo de “banda sonora”, porque el sonido de tantas tomas suele ser ruidoso y desigual. Hay quien también encuentra entretenido compartir los fragmentos de vídeos comunes (por ejemplo, de un viaje de amigos) y añadir cada “visión personal” de los mismos momentos con su nombre junto a la fecha. Por imaginación que no quede.

Últimas entradas Microsiervos

Instagram permitirá “expulsar” a seguidores
Cities and Memory: un proyecto que combina fotografía y sonido
Ahorrar datos con Datally: fácil y casi automático
Instagram incorpora la opción de “silenciar” a otros usuarios
Eliminar vídeos, fotos malas y duplicados para liberar espacio en el móvil

Alvy

Tech contributor

100% geek y aficionado a la ciencia, la tecnología y a escribir.

Comentarios Mostrar comentarios