account arrowhead-down arrowhead-up mobile-menu search sm-bold-x x-skinny-rounded x-skinny arrowhead-right social-facebook social-googleplus social-instagram social-linkedin social-pinterest social-qzone social-renren social-tencent social-twitter social-vkontakt social-weibo social-youku social-youtube

Aunque en ocasiones ya parece que la capacidad de nuestros smartphones está rozando el nivel de la ciencia ficción, aún nos queda mucho por ver. Prueba de ello es el 3D Creator, la nueva innovación incluida en el Xperia XZ1 que nos permite hacer 3D de diferentes objetos (¡incluso de caras!) para luego utilizarlos en distintas apps.

¿Quieres probar? Sigue estos pasos:

1.- Elige el objeto.
Sencillo, ¿verdad? Puedes decantarte por un libro, una fruta, una botella de agua o… ¡tu propia cabeza! Como luego explicaremos, escanear la cara de alguien puede darnos mucho juego para crear diferentes avatares.

2.- Decide la opción de escaneo.
Existen 4 opciones diferentes de escaneo: para el escaneo rápido de rostros, para escanear la cabeza en 360º, para el escaneo de alimentos (se puede usar para muchos otros objetos, tienen la comida como ejemplo para identificar las dimensiones) y, por último, para el escaneo de formas libres.

3.- Sigue las instrucciones.
Cuando hayas elegido la opción de escaneo que prefieres, te aparecerán las instrucciones en pantalla que debes seguir para obtener un resultado perfecto. ¡Solo un detalle! Intenta mantener una distancia del objeto siempre igual a lo largo de todos los pasos del escaneo. Así conseguirás una reproducción 3D fiel y sin distorsiones.

4.- Sigue el patrón de puntos.
¿Jugaste alguna vez a unir los puntos de un dibujo? Pues esto es muy parecido. Te aparecerá un patrón de puntos en la pantalla que debes seguir para obtener cada vez más definición del objeto. Recuerda mantenerlo siempre dentro del marco descrito en la pantalla.

5.- Ultima los detalles.
Una vez que el sistema ya ha calibrado el objeto, se lleva a cabo un proceso de recopilación de detalles para refinar la superficie. Para ello, mueve el smartphone lentamente alrededor del elemento que quieras reproducir en 3D. Para garantizar una cobertura total, no dejes de escanear algunas zonas “grises” que estén bajo el cuerpo.

¡Voilá! Ya tienes una réplica en 3D. Puedes utilizar esas reproducciones en cientos de aplicaciones. Por ejemplo, puedes probar qué tal queda una lámpara en tu salón escaneándola en la tienda y luego visualizándola en 3D en la esquina en la que pensabas ponerla.

¡Incluso puedes verte a ti mismo actuar en diferentes escenarios y películas! Gracias a apps como Shadow puedes crearte un avatar en 3D y ver cómo tu cara aparece en películas tan conocidas como Blade Runner 2049.

Comentarios Mostrar comentarios